Las mascotas y el Feng Shui

Las mascotas. Buenas para ti y también para el Feng Shui

Las mascotas y el Feng Shui tienen una relación interesante y, a la vez, muy positiva.

Tener animales en casa, ya sea un perro, un gato o un pájaro, contribuye significativamente a nuestro bienestar ya que liberan, una y otra vez, hormonas de la felicidad.

Numerosos estudios lo demuestran, y quienes tienen una mascota lo saben por experiencia propia. Las mascotas te hacen bien y son beneficiosas para la salud de los que viven con ellas. Reducen el estrés, bajan la presión arterial y refuerzan el sistema inmunitario.

El Feng Shui siempre tiene que ver con el Qi, la energía que debe ser abundante y positiva, fluyendo libre y uniformemente por todas las habitaciones.

Aquí también las mascotas hacen un trabajo excelente. A través de su vivacidad y su alegría de movimiento, se crea la energía Yang. El Qi permanece en movimiento y se distribuye por las habitaciones. Así que la vida entra a toda la casa.

Las mascotas y el Feng Shui. Qué tener en cuenta

Nuestras mascotas suelen tener sus lugares favoritos en el piso. Siguen su sentido de las venas de agua, las fallas de la tierra y las vibraciones energéticas. Observa dónde le gusta estar a tu mascota y hazle un lugar cómodo allí. ¿A tu perro le encanta un cojín o prefiere una cesta? ¿A tu gato le gusta tumbarse en su árbol para gatos o en una caja en la cocina?

Por cierto, el lugar en el que se instalan tus animales suele ser un buen lugar para ti también. Porque, al igual que tú, son fugitivos de radiación.

Con los gatos suele ser un poco diferente. Les gusta llenarse de una porción extra de radiación dañina, de vez en cuando. Por lo general, prefieren alternar entre ambas zonas.

Las hormigas y las avispas son verdaderas fanáticas de los nudos de radiación. Allí construyen sus nidos y hormigueros. Pero… nadie los va a tener como mascotas.

Por favor, asegúrate de que el lugar de tu mascota no está cerca de la entrada o de cara a la puerta principal. Los lugares en el centro de la habitación tampoco son aconsejables. Tu mascota necesita una pared en su espalda para proporcionarle apoyo y protección. Por cierto, igual que te sucede a ti en la cama, en el sofá o en tu puesto de trabajo.

Recuerda que es muy inseguro tener la espalda desprotegida. El subconsciente lo sabe y estará atento a todos los ruidos o posibles peligros y no permite descansar bien o trabajar de forma concentrada. También, los animales lo saben y nosotros deberíamos tenerlo en cuenta tanto para ellos como para nosotros.

Los cuencos de comida y el aseo de gato no deben colocarse en lugares por los que pase alguien constantemente. Por ejemplo, colocar una planta apta para gatos proporciona una bonita “protección de privacidad” y mejora el clima interior.

Nunca debes poner la caja de gato en el noroeste de tu casa. Este es el lugar del emperador o del tigre. Entonces se convierten en los jefes del hogar. Y, por desgracia, un efecto secundario es que empiezan a dejar orina y heces por todas partes.

Personalmente, pasé por esta experiencia con mis gatos y, por desgracia, me enteré muy tarde de la posible solución. Puse la caja de arena en otro lugar y el problema se solucionó. A veces, encontrar la mejor solución puede ser así de sencillo.

También existe una regla del Yin y el Yang para tu mascota. Tu mascota necesita Yin, es decir, calma y sabiduría. Pero, también, Yang: fuerza y movimiento. Puedes ofrecer a tu animal este equilibrio para su bienestar. La forma de lograrlo es creando para él un lugar de descanso lejos del ajetreo del día a día e incluir sesiones regulares de juego o paseos.

El orden y la limpieza son temas importantes en el Feng Shui. Por lo tanto, asegúrate siempre de que la caja de arena, el cuenco de la comida, la manta para dormir, la cesta, la conejera, de tu mascota se limpien con regularidad. Así no se propagarán los malos olores por la casa.

Y, es importante barrer, limpiar, aspirar y ventilar regularmente. De ese modo, la energía vieja y usada se elimina y puede entrar aire nuevo y fresco.

No te olvides de los peces

Como has visto a lo largo de este artículo,  he hablado mucho de los cuadrúpedos o las aves. Pero, ¿qué pasa con los peces como mascotas?

Los acuarios siempre reciben una atención especial en el Feng Shui. El agua y también los peces simbolizan la prosperidad y la riqueza.

El agua es un elemento muy fuerte y un gran activador de energías. Es fundamental garantizar que el agua esté siempre clara, limpia y en movimiento. Pero aún más importante es su ubicación. No todos los lugares son adecuados. La causa es que podrías activar buenas energías y multiplicarlas. Pero, mal situada, también las que no quieres tener.

Sé que este es un tema que resulta muy interesante para lo que tenemos mascotas en casas. Por eso, si necesitas ayuda o hay algún aspecto en el que creas que puedo ayudarte, solo tienes que contactar conmigo.

¡Que tengas y disfrutes mucha alegría con tu mascota!

No quiero perderme ningún artículo sobre FengShui
Y además quiero mi checklist gratuita: ‘Crea tu hogar saludable’ de Kirstin Weber.
QUIERO APUNTARME A LA NEWSLETTER
¡Hola! Soy Kirstin Weber y en este espacio compartiré contigo los secretos del arte milenario del Feng Shui. Consejos, claves, escuelas y métodos de esta ciencia que armoniza nuestro ambiente con nuestras propias vidas para ayudarnos a mejorar nuestro bienestar personal y profesional.
Ir arriba