las montañas en el Feng Shui

Las montañas y el agua. Qué relación hay entre ellas

Cuando hablamos de las montañas en el Feng Shui, no podemos evitar hablar de agua. Ya que la fuerza vital del paisaje, la fuerza chi, se recoge y canaliza a través de sus formas y estructuras. Como ocurre con las formas de las montañas y los cursos de los ríos.

La ubicación de las montañas y el curso de los ríos se conocen en el Feng Shui como dragones de montaña y dragones de agua. Y, por tanto, representan un criterio fundamental para juzgar la calidad del paisaje de un lugar.

«Las crestas y las líneas del paisaje forman el cuerpo, las venas y el pulso del dragón, mientras que los cursos de agua y las cuencas forman las corrientes subterráneas del dragón». (Cita de: Chinese Geomancy, Stephen Skinner, Munich, 1983)

Las montañas en el Feng Shui. Los dragones de montaña

La disposición y el curso de los llamados dragones de montaña y de agua son un requisito importante para el diseño, por ejemplo, de jardines. A fin de mantener una fuerza vital positiva o dirigirla de forma óptima según el uso deseado.

En el pasado, cuando se buscaba lugares adecuados para establecerse, lo primero que se trataba de encontrar eran emplazamientos climáticamente favorables. Es decir, que no estuvieran expuestos a fuertes vientos ni cerca de pantanos o aguas estancadas fétidas. Por otra parte, la disponibilidad de suficiente agua potable procedente de manantiales, o de aguas superficiales limpias, también era un requisito clave. Porque… ¡sin agua, no hay vida!

Las montañas siempre deben considerarse un apoyo y son muy importantes en relación con el entorno exterior. Si una montaña viene de una buena dirección, puede ser un apoyo para las personas de la casa y todas sus necesidades humanas. En particular, las montañas tienen una gran influencia en la salud.

A menudo, las casas de la ciudad se ven como montañas. Pero, como es lógico, no pueden reflejar el mismo aspecto feliz que una montaña natural.

Al fin y al cabo, una montaña se ha llenado de Qi a lo largo de miles de años.

Pero no todas las montañas son iguales. Las laderas desnudas y grises no dan vida. Mientras que las montañas verdes y amplias son casi el epítome de la vida.

La «mejor montaña» debe tener el aspecto de un dragón en reposo.

Cuando viajábamos fuera, durante mi formación de maestro, contemplábamos muchas montañas y paisajes. Y, te aseguro que si intentas mirar el paisaje, de otra manera, y visualizar un animal, puedes distinguir rápidamente entre un dragón positivo y uno que no lo es

Ya no puedo caminar o conducir por un paisaje montañoso sin imaginarme un dragón en mi cabeza y tratar de averiguar dónde está la cabeza y hacia dónde dirige la energía, la cola.

Para nosotros, como humanos, es importante tener una montaña que respalde una casa. Pero esto no sólo ocurre a gran escala. Esa «montaña» será importante en pequeños aspectos de la vida diaria. Por ejemplo, si queremos trabajar de forma concentrada y productiva o si queremos dormir bien.

Los cuatro animales del Feng Shui

En el Feng Shui, se supone que el entorno ideal de una casa debe caracterizarse por 4 factores ambientales simbolizados por 4 animales. Para lograr un flujo de Chi óptimo y sin obstáculos.

La formación de los 4 animales simboliza la protección exterior de la casa dentro del paisaje.

La tortuga negra es la montaña que sostiene y protege la espalda.

El dragón verde, el fénix rojo y el tigre blanco también tienen su función. Pero, de eso prometo hablar en otro artículo. Hoy las protagonistas son las montañas.

Esta formación de 4 animales es como un dragón tumbado.

Se dice que una ubicación, en un entorno que tenga una buena formación de estos animales, favorece el éxito y la prosperidad en la familia.

Las formaciones del terreno influyen en la velocidad del flujo de energía, en los tipos de energía y determinan si las energías son armoniosas, agresivas, positivas o negativas.

En terrenos secos y llanos, el Chi suele ser menos energético que en terrenos montañosos y accidentados. Donde, también, puede haber un río serpenteante o un lago alimentado por muchos ríos.

En el Feng Shui, las montañas se describen generalmente como quietas o yin. Mientras que el agua se describe como dinámica o yang.

Por lo tanto, un buen lugar debería tener tanto montañas yin como agua yang. Es decir, una vegetación exuberante y agua corriente que se vea mejor desde la casa o que fluya junto a ella.

El agua y las montañas deben existir juntas para crear un Chi vibrante y saludable y sustentar la vida.

Recuerda que las montañas simbolizan el origen y la continuidad de la vida. La dinámica chi de las montañas activa el aspecto yang. Transmite algo de la inmensidad del cielo y una visión general del paisaje. Y, a menudo, también una distancia de la vida cotidiana de abajo. Por eso, los lugares más elevados y las cumbres de las montañas suelen tener también una cualidad espiritual.

Como ves, es un tema apasionante que espero te resulte tan interesante como a mi. Y, ya sabes que si tienes la suerte de vivir en un lugar rodeado de montañas con un río próximo, eres una persona afortunada. Porque tienes la inmensa suerte de tener tu casa en el mejor lugar.

No quiero perderme ningún artículo sobre FengShui

Y además quiero mi checklist gratuita: ‘Crea tu hogar saludable’ de Kirstin Weber.

¡Hola! Soy Kirstin Weber y en este espacio compartiré contigo los secretos del arte milenario del Feng Shui. Consejos, claves, escuelas y métodos de esta ciencia que armoniza nuestro ambiente con nuestras propias vidas para ayudarnos a mejorar nuestro bienestar personal y profesional.

Ayuda a más gente a mejorar su bienestar

Qué es el Feng Shui y qué no

Qué es y qué no el Feng Shui

El agua en el Feng Shui

La importancia del agua para el Feng Shui

Cómo será el nuevo periodo de tiempo que empieza según el Feng Shui

Llega un nuevo periodo de tiempo. ¿Qué supone eso?

Buscar

Categorías

Síguenos

Descarga gratis el checklist: Crea tu hogar saludable